Colibrí

El colibrí o mejor conocido como picaflor, quindes o pájaro mosca, es un ave tropical perteneciente a la familia de los troquilidos (Trochilinae). Se destaca por su pequeño tamaño, pues es considerada una la ave más pequeña del mundo, además, su forma de volar es peculiar; puede mover sus alar hasta 200 veces por segundo, haciendo que pueda permanecer estático o pueda volar hacia atrás.

Con esta guía pretendemos dar a conocer todo sobre el colibrí, ya sea anatomía, carácter, comportamiento, reproducción, hábitat, entre otras cosas. Así que no te pierdas de vista este maravilloso post.

guia de colibri

Hábitat.

El colibrí habita principalmente en la región tropical y subtropical, además, habita en la región templada de américa del sur y del norte, y aunque no sea nativa de América Central, se puede encontrar el colibrí desde Alaska hasta el centro y norte del continente sudamericano.

Del mismo modo, se puede localizar en ciertas regiones subtropicales, como Chile, Uruguay o Argentina.

Su hábitat natural no solo se encuentra en la llanura, ya que sube hasta los 5.000 metros.

La especie de colibrí esmeralda se encuentra entre las especies endémicas, pero las demás variedades coexisten sin dificultades mayores.

habitat

vuelo

Características.

En cuanto a sus características, se puede hablar muchas cosas de esta ave tan espectacular, pero vamos a basarnos en sus tipos y describirlas generalizadamente.

Tipos.

Esta diminuta ave exótica es conocida también por su nombre común pájaro mosca, quindes, tucusitos, picaflor, chuparrosas, mainumby o huitzitzilin, y su familia cuenta con 124 géneros y 320 especies de colibrí. El tamaño, la forma del cuerpo y la coloración son tan ricos y variables que no se pueden comparar con otros tipos de aves, pero si se pueden diferenciar entre las especies.

No mencionaremos todas las especies, pero las más populares son:

  1. Rutilante: Colibri coruscans (Gould, 1846)
  2. Orejimorado: Colibri serrirostris (Vieillot, 1816)
  3. Oreja violeta u orejiazul: Colibri thalassinus (Swainson, 1827)
  4. Pardo: Colibri delphinae (Lesson, 1839)
  5. Herran: Chalcostigma herrani.
  6. Coqueta crestiblanca: Lophornis adorabilis.
  7. Verdemar: Colibri cyanotus (Bourcier, 1843)

Descripción.

El colibrí es un pájaro extremadamente ágil y ligero; su peso varia dependiendo del tipo o especie, aunque en un ejemplar adulto su peso varía entre los 1,5 g hasta los 12 g.

En cuanto a su tamaño, esta ave es considerada la más pequeña del mundo. Al igual que el peso, el tamaño también dependerá de la especie a la que pertenezca, no obstante, las dimensiones varían desde los 5 cm, hasta los 25 cm.

El plumaje del colibrí suele ser muy variado y llamativo. Las especies más populares tienen un color color verde o gris claro con ciertos detalles metalizados.

Es muy difícil diferenciar o identificar ejemplares de cada sexo, no obstante, los ejemplares macho disponen de una mancha brillante sobre la garganta y otra de color violeta azulado que avanza por debajo del ojo y hacia atrás.

En el caso de las hembras, las plumas son similares a las de los machos, pero las manchas de la garganta y del oído son un poco más pequeñas.

Por este motivo, se hace difícil diferenciarlas, y en algunas especies es necesario recurrir a un análisis de ADN para poder saber si e hembra o macho.

La cola es redonda y amplia. Dependiendo del tipo, se puede ver la cola de diferentes formas. En este sentido, la especie Topaza bella, del nordeste de América del sur, posee una cola en forma de cruz; y la Sappho sparganura, de Bolivia, Argentina y Perú, tiene la cola bifurcada.

Su pico es de color negro y muy delgado, y entre todas las especies, el colibrí pico de espada es el que más grande lo tiene, pues tiene longitud total de 10 cm.

La lengua es bífida, larga y en forma de tubo, y le sirve para obtener el néctar de las flores que necesita para alimentarse.

características

descripcion

Curiosidades.

A continuación te dejamos información eficaz acerca de su alimentación, forma de vuelo, reproducción, entre otras cosas grandiosas.

Alimentación.

El colibrí se alimenta primordialmente de néctar de flores de color rojo o naranja brillante, en donde obtiene las energías necesarias para volar.  Esta alimentación es rica en energía por ser de azúcares simples, que posibilita el vuelo de gran consumo energético.

El colibrí no solo se alimenta de néctar, además, se alimenta de pequeños  insectos y arañas que atrapa en el momento en que visitan la flor, para así obtener las proteínas necesarias para su correcto desarrollo.

Vuelo.

Es verdad que no se puede ver las alas de un colibrí volando, pero su sorprendente forma de volar es algo grandioso. Puede batir sus alas entre 80 a 200 veces por segundo, lo que hace que pueda quedar suspendido en el aire sin avanzar gracias a su vuelo.

Al quedar estático, mueve tan rápido sus alas que a la vista del ojo humano casi no se pueden apreciar, por lo que puede parecer un helicóptero en cuestiones de segundos.

Como curiosidad, el  colibrí de Ana (Calypte anna), mueve tan rápido sus alas, logrando alcanzar una velocidad de 400 veces la longitud de su cuerpo por segundo, además, puede resistir aceleraciones de hasta 10 g.

Muchos ejemplares de estos han perdido la capacidad de caminar, debido a que sus patas son tan cortas, delgadas y frágiles.

El metabolismo de esta ave tropical es muy elevado, por ejemplo, el corazón de la especie colibrí de garganta azul (Lamporis clemenciae) puede llegar a latir hasta 1.200 veces por minuto mientras vuela.

Esperanza de vida.

La esperanza de vida del colibrí depende de la especie a la que pertenezca, pero en general, pueden vivir entre 4 y 5 años, sin embargo, se tiene constancia de ejemplares que han conseguido alcanzar la edad de 12 años.

Muchos ejemplares son vulnerables en el periodo entre la incubación y el momento de abandonar el nido, pues es ahí donde más fácilmente caen en manos de sus depredadores.

Los ejemplares que habitan en jardines y parques de zonas urbanas o semiurbanas tienen una alta mortalidad, dado que son presa fáciles para los gatos callejeros.

Comportamiento del colibrí.

El colibrí puede vivir solo o en pareja; es muy irritable, no se soporta ni entre sí, ni aguanta a las demás aves de otras especies. Los machos, se atacan con furia en pleno vuelo.

Esta ave tropical es muy sedentaria. Cuando hace suyo un área de terreno, no permite que otros ejemplares accedan, y si lo hacen puede llegar a luchar incluso hasta la muerte.

Reproducción.

Los machos procrean con facilidad, y en época de cría y apareamiento puede llegar a copular hasta con una decena de hembras. Luego de esto, lo que hacen es seguir procreando, dado que la hembra es encargada del resto; ellas son las encargadas de empollar los huevos y alimentar a los polluelos recién nacidos.

Sus nidos los construyen suspendidos con ramas, plumas e hilos de tela de araña que moldean con su lengua y los van pisando.

En el proceso de incubación se vuelve aún más agresivo, y si observa que se acerca cualquier otro animal a las proximidades de su nido.

La hembra pone dos huevos blancos con un día de separación entre ellos, y los empolla por 12 a 16 días. Luego, los pequeños permanecen en el nido durante 14 días mientras que la madre los alimenta con néctar.

A las cuatro semanas, las crías comienzan a abandonar el nido para buscar su alimento, no obstante, por las noches regresan a su nido donde se sienten más seguros.

A las ocho semanas, las crías dejan definitivamente el nido para buscar un nuevo hogar y formar su familia.

Cría en cautividad.

Desde principios del siglo XX estas aves se han importado a Europa. Al principio perecían rápidamente y sólo un ejemplar pudo llegar a sobrevivir 9 semanas.

Actualmente, se crían en cautividad un gran número de colibrís, y gracias al perfeccionamiento de los conocimientos sobre la biología y la etología de los colibríes, y a la rapidez de los transportes, se ha obtenido ciertos éxitos en la cría de estas aves tan grandiosas.

Gracias al transporte aéreo, los colibrís llegan a Europa procedentes de América en buen estado, no obstante, estas aves resultan un inconveniente para el criador de aves especializado, puesto que son bastante exigentes.

Para criarse, el lugar más apropiado es un invernadero o una gran jaula acristalada, con plantas, un termostato, un pulverizador y una lámpara de calor. En definitiva, un lugar que tenga condiciones parecidas a la de la naturaleza.

La alimentación del colibrí resulta muy complicada, dado que se debe reemplazar su alimento natural, el cual se basa en el néctar de las flores y pequeños insectos voladores.

En este aspecto, para el día, en una probeta grande con un tubito de aspiración, se debe mezclar los siguientes ingredientes:

  • Una cucharada y media de alimento infantil.
  • Tres cucharadas de leche en polvo.
  • Una cucharada y media de extracto de carne.
  • 8 gotas de un preparado vitaminado.
  • 0,12 litros de azúcar cristalizado.

Con esto se obtiene medio litro de liquido, al que se le añadirá diariamente unas 25 drosófílas (mosca del vinagre) por pájaro a alimentar.

En la noche, se suprime esta alimentación y se sustituye por una solución de 3 partes de agua, una parte de azúcar y 1,2 de miel.

colibri rojo

curiosidades

 

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies